Consejos para cuidar la salud mental de nuestros hijos

La salud mental es un tema muy resonado en nuestro día a día, en especial después de la pandemia. En todos lados se escucha hablar sobre el tema hasta el punto de llegar a restarle la importancia que requiere, y es que con el paso de los años se ha ido desgastando el verdadero concepto de la salud mental. 

La salud mental es un tema muy resonado en nuestro día a día, en especial después de la pandemia. En todos lados se escucha hablar sobre el tema hasta el punto de llegar a restarle la importancia que requiere, y es que con el paso de los años se ha ido desgastando el verdadero concepto de la salud mental. 

Diferentes autores y organizaciones han proporcionado diversas definiciones, una de las definiciones ampliamente reconocidas proviene de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.” (2022). En esta definición se destaca no solo la ausencia de trastornos mentales, sino también la presencia del bienestar emocional y la capacidad que tenga un individuo para desarrollarse en la sociedad.

La salud mental es un aspecto fundamental en la vida de nuestros hijos, y como padres, jugamos un papel esencial en ese bienestar emocional. En un mundo cada vez más complejo y estresante, es fundamental estar informados y preparados para apoyarlos en su camino hacia el equilibrio emocional. Para ello, podemos tener en cuenta los siguientes consejos para cuidar la salud mental de nuestros hijos.

7 aspectos para cuidar la salud mental de nuestros hijos

  1. Comunicación abierta

Para lograr una comunicación abierta es necesario fomentar una comunicación sincera y sin juicios con tus hijos. Anímalos a hablar sobre sus sentimientos y preocupaciones. Escuchar activamente es la clave para comprender lo que están pasando en un momento determinado. 

En esta comunicación es importante validar los sentimientos de los hijos, un examen que perdió es similar a lo que para los padres puede ser la pérdida del empleo, y qué decir cuando los hijos rompen con su pareja.

  1. Crear rutinas

Crear rutinas predecibles en casa puede proporcionar seguridad emocional. Los horarios regulares para comer, dormir y hacer tareas pueden ayudar a reducir el estrés.

  1. Autocuidado

Enseña a tus hijos sobre la importancia del autocuidado. Modela comportamientos saludables, como hacer ejercicio, dormir lo suficiente y llevar una dieta nutritiva.

  1. Uso adecuado de las redes sociales

Supervisa el tiempo que pasan en las redes sociales y con dispositivos electrónicos. Ayúdales a establecer límites saludables y a entender los riesgos de un uso excesivo, cada familia tendrá sus normas para esto, lo importante es que existan.

  1. Tiempo en familia

Poder establecer vínculos sólidos y momentos felices juntos, fortalece la salud mental de todos.

  1. Resiliencia

Es fundamental en esta generación. Por eso, enseña a desarrollar habilidades de afrontamiento y resiliencia, enséñales a manejar el estrés y a adaptarse a situaciones difíciles desde muy pequeños. Ayudarles a enfrentar las pérdidas puede ser un buen paso.

  1. Buscar ayuda profesional

Desde ya, enséñales que no hay vergüenza en buscar ayuda profesional si están lidiando con problemas de salud mental. También, aprovecha y promueve la empatía y la comprensión hacia aquellos que luchan con desafíos emocionales en estos momentos, esto le ayudará a estar más dispuestos a pedir y recibir ayuda cuando lo necesiten.

Algunas señales de alerta sobre la salud mental

Finalmente, los padres de familia y cuidadores deben estar atentos a señales de alerta como: cambios en el comportamiento, tristeza, irritabilidad, no querer hacer las cosas que hacía anteriormente, bajo rendimiento escolar, falta o aumento de apetito, autolesiones de cualquier tipo, retraimiento, comentarios sobre no encontrar sentido a la vida, sobre estar cargado de cosas, sobre sentirse fastidiado con la vida, entre otros. Si notas algo preocupante, busca ayuda profesional inmediatamente, recuerda que es mejor levantar la mano a tiempo.

Recuerda que cada niño es único y puede enfrentar desafíos diferentes y afrontarlos de manera diferente. Mantén una relación cercana con tus hijos y adapta tu apoyo a sus necesidades individuales. Así como cuidamos la salud física, debemos cuidar la salud mental. La familia es el mayor soporte emocional para los hijos, así que la tarea es poder ofrecerles un ambiente seguro donde se puedan desarrollar con todas sus potencias.

Share the Post:

Related Posts

Contáctanos

Por favor, elige una opción para que podamos dirigirte al apartado adecuado y atender tus consultas de la mejor manera posible.